¡Que pena! (o yo vs Josmar)

A mi también me llegó una “revelación divina” para escribirles luego de tanto tiempo sin inspiración. Y sí, también me voy a colgar del publicitado secuestro del avión de Aeroméxico para quejarme sobre mi condición.

Como saben muchos (o varios, o todos) de los que leen este blog, soy cristiana desde hace mucho tiempo por convicción personal y sí, conozco el “trabajo” del famosos secuestra-aviones, Josmar.

Hace algun tiempo en la Ciudad de México se podía escuchar por 730 de AM una estación de radio cristiana (no recuerdo en este momento como se llamaba), yo me acuerdo que en la mañana pasaban un programa bien buena onda para niños y lo escuchaba antes de ir a la escuela (yo iba como en primaria o secundaria). Bueno pues en la misma estación programaban al ahora célebre “hermano Josmar”, ahí tuve la desdicha de escuchar su música por primera vez. Y digo desdicha porque todavia me acuerdo lo poco que me gustaban sus canciones.

Sin embargo por motivos que no me toca comentar, un día terminé de ayudante en una presentación de dicho cantante en un lugar de escasos recursos de la ciudad. A pesar de que lo vi ahi en vivo (wow! que padrísimo, que emoción) no me cayó bien. Yo sé que no debe uno juzgar a la gente por su apariencia y nunca lo he hecho… pero si me declaro culpable de juzgar a la gente por su música, dicho lo cual creo que queda más claro que el agua que la música de Josmar hizo corto circuito conmigo.

Esa voz temblorosa y los relatos de su “mala vida” pasada para mi eran aburridísimos, y eso que siempre escuché música cristiana en todas sus variantes. Era solo que Josmar realmente me desesperaba y no podía soportar su voz.

Ayer que me enteré que él era el famoso secuestrador, me sentí fatal… me sentí fatal porque me dio mucha pena su caso porque como una persona cristiana NO me parece que su manera de actuar fuera la correcta. ¿A qué persona realmente iluminada por Dios se le ocurre ENGAÑAR a la tripulación de un avión y SECUESTRARLO bajo AMENAZA de bomba? como dicen los “tweens” srsly..

Vamos por partes, el señor en un momento de “revelación” se le ocurre que la mejor forma de llamar la atención del presidente es UN ENGAÑO, ¡un momento! ¿un engaño? osea como si Dios es un Dios de VERDAD, entonces una mentira va en contra de la naturaleza de Dios, por lo tanto ahí ya está mal este señor.

Secuestrar el avión por otro lado, ya me imagino a Jesús secuestrando un barco para que Herodes escuchara su mensaje… AY AJJAAAA y luego lo de la amenaza, que no invente, en serio creo que esa no es la forma de proceder de un hijo de Dios, y no me lo tomen a mal, yo no me siento ni la mejor cristiana, ni creo que mi opinión es la única, pero se supone que los hijos de Dios somos EMBAJADORES a donde quiera que vamos y debemos ser un EJEMPLO para los demás. Y este Señor además de poner en ridículo a los cristianos, no fue un ejemplo para nadie… si acaso para algun maleante que este pensando en cometer alguna salvajada.

Además de todo la “revelación” es tan general que parece horóscopo o galleta china “va a haber un terremoto”, ¿cuando’ ¿dónde? ¿por qué?. Cuando Dios ha hablado a sus profetas el mensaje generalmente es rudo pero es para que se cambie algo que está mal, el mensaje es para EDIFICAR, para EXHORTAR y para CONSOLAR, no es hablar por hablar. Aquí el don no nos dice nada y peor aún habla a las personas que en su vida han conocido el léxico cristiano como si le entendieran.

honestamente me podría pasar horas hablando del asunto pero creo que ya expresé mi punto sobre el tema y solo quiero terminar diciéndo que no todos los cristianos estamos dementes y que si el juicio de Dios viene sobre esta ciudad o cualquiera la persona que anuncie el mensaje lo hará una manera respetable y clara que EDIFIQUE, EXHORTE Y CONSUELE a quienes reciben el mensaje

La palabra del profeta edifica, exhorta y consuela” 1 Cor. 14:3

Saludos!

Joy